20 de febrero de 2011

¿Yo Anhelo su venida y tú?



Esta mañana estando sirviendo en el 1er. servicio dominical de nuestra iglesia, la adoración estaba sumamente sublime, se respiraba un aire de gloria; es algo que no puedo describirlo con solo palabras. Escuchaba las alabanzas pero no podía concentrarme completamente en ellas por estar sirviendo en ese momento, pero deseaba con ansias que llegara la hora de tomar el 2do. servicio en el que sí podría desplegar mi corazón por completo al Señor en mi adoración.

Hasta que llega esa canción “Puedo Imaginarme”- originalmente cantada por la agrupación Mercyme “I can only Imagine”. Wao que palabras, esta canción me remonto a ese pasaje que el apóstol Pablo le escribe a la iglesia de Tesalónica; en donde habla de la venida del Señor…”16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.”(1ra. Tesalonicenses 4: 13-17)

Es hermoso recordar que un día nos veremos cara a cara con quien nos dio la vida, con quien nos envió a su Espíritu Santo para cuidarnos y acompañarnos hasta poder estar para siempre con EL. Definitivamente no puedo imaginarme como será el estar junto a mi amado Jesús, poder ver su rostro tan hermoso frente a mí, es como dice la canción…”Rodeado de tu gloria ¿Qué sentirá mi ser?, ¿Danzaré por ti mi Cristo o en silencio quedaré? , ¿Estaré de pie en tu gloria o me tendré que arrodillar?, ¿Cantaré, Aleluya? o ¿Quizás aun ni pueda hablar?. Yo solo sé que me quedare extasiada, perpleja, anonadada y sumamente emocionada al verle y saber que le adoraré POR LA ETERNIDAD. El saber que seré arrebatada si no me he muerto antes para ser reunida con un grupo de personas cristianas como yo, lavadas por la sangre de Cristo, es de mucho regocijo a mi ser.

El saber que veré tal y como es al HIJO DE DIOS, que tendré UNA ETERNIDAD PARA SOLO ADORAR, el solo imaginarme eso me hace querer y desear que Cristo venga ya, que me venga a buscar, es desear su venida con mayor intensidad en mi corazón. Nada aquí en lo terrenal llena tanto mi corazón como el saber que Jesús me ama tanto que me está esperando para poder estar eternamente con EL. Pero en situaciones como estas en la que deseamos que EL venga pronto y no sabemos si ha llegado el tiempo todavía, el apóstol Santiago nos alienta con las siguientes palabras. “7 Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía. 8 Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.”(Santiago 5:8-9)

Así que amigos, seamos paciente en su espera; afirmemos nuestros corazones en su palabra. Pero no dejemos que de nuestros corazones se aparte ese anhelo de estar para siempre con nuestro Señor Jesús. Yo anhelo con todo mi corazón su venida ¿y tú?, ¿Estas muy ajetreado con las cosas de este mundo? o ¿Tienes tu mirada puesta en las cosas de arriba?, las que son eternas y sobre todo hermosas por que vienen departe de nuestro Dios.

Sigamos anhelando su venida,

Bendiciones a todos,

Kat.

3 comentarios:

Aura Gomez dijo...

Mana gracias por compartir.
Mil bendiciones.
Waooo yo no puedo imaginarme como será pero debe ser lo mejor de lo mejor.
Y yo espero que nos veamos allá arriba.

Aura Gomez

Katerine-Fernandez dijo...

Claro mana bella, Dios mediante allí nos veremos adorando a nuestro Creador...un beso!

Marisol Tavares dijo...

AAAh, siiiiii!!!! yo amo su venida, muchas veces lo sueño despierta, tomada de la mano con Jesus, volando sobre bosques, laderas cubiertas de flores, azules cascadas, enormes montañas, cruzando oceanos y verdes praderas, observando todo su bello universo, que El creo para su sola gloria, y para que los llamados de su nombre lo disfrutemos, oh! comiendo de su mesa, rodeada de su gloria, en su presencia...! Por Dios, tengo mucha imaginacion, pero es mucho mas de lo que finitamente puedo imaginar, lo se, lo se...... Gracias hermanita, me has hecho remontarme e inspirarme; y que duro volver a la realidad, tengo que seguir trabajando.....jajajajaja....y esto tambien es bendicion de nuestro amoroso Padre celestial.

Dios te bendiga!