31 de enero de 2010

“DEPENDENCIA DE DIOS”


Hola a todos los lectores de este blog, dándole gracias a Jesús por permitirme escribir un poco de todas mis vivencias y claro esperando que estas puedan bendecir la vida de otros.

Actualmente estoy leyendo un libro que saque del baúl de los recuerdos de mis libros…por lo viejo que es, y tome la iniciativa de leerlo en mis lecturas devocionales titulado “God’s Words of life for Leaders - Palabras de vida para Lideres” del editorial Zondervan PublishingHouse. Cada estudio para mi es una bendición y va encaminándonos a una mejor lectura de la palabra e incitándonos la vivir una vida conforme a la voluntad de nuestro amado Dios. Hoy hablaremos un poco sobre la “dependencia de Dios” en nuestras vidas, nosotros los seres humanos tendemos a estresarnos mucho y vivir vidas completamente agitadas por los afanes de la vida… pero si hay algo que el enemigo termina intentando traer a nuestras corazones es la” preocupación”, y esta muchas veces provocada por los vencimientos, presiones financieras, tensiones que producen en nosotros malestares estomacales y a la vez son culpables de muchas noches de insomnio.

Pero recordemos algo, y quiero traer a colación estos puntos que el libro que estoy leyendo nos comenta:

“1ro. Jesús nos advierte que no nos preocupemos por nada, incluso la ropa y la comida. (Mateo 6), El mismo Dios que da el don máximo de la vida sin duda suplirá los dones menores de la comida y la vestimenta.

2do. El Dios que cuida de las aves cuidara de su pueblo.

3ro. La preocupación gasta energía innecesariamente, no cambia la realidad de la situación en lo más mínimo.

4to. La preocupación obvia la felicidad de Dios demostrada en nuestra vida.

5to. A nosotros sus hijos, El nunca nos tratara como huérfanos que necesitan cuidarse solos.

6to. Cuando nos preocupamos por el mañana nos perdemos el hoy. Cualquier problema que enfrentemos puede tratarse, con la ayuda de Dios, de día en día.”

Hay unos textos bíblicos que quiero compartir con ustedes que va muy de la mano con este tema y son:

“Jeremías 17:7-8 “Bendito el hombre que confía en el Señor, y pone su confianza en El. Será como árbol plantado junto al agua, que extiende sus raíces hacia la corriente; no teme que llegue el calor, y sus hojas están siempre verdes. En época de sequía no se angustia, y nunca deja de dar fruto.”

Salmo 125:1 “Los que confían en el SEÑOR, son como el monte Sión, que jamás será conmovido, que permanecerá para siempre.”

Salmo 146:5 “Dichoso aquel cuya ayuda es el Dios de Jacob, cuya esperanza está en el SEÑOR su Dios.”

Salmo 9:10 “En ti confían los que conocen tu nombre, porque tú, SEÑOR, jamás abandonas a los que te buscan.

Una manera de nosotros depender absolutamente de Dios a la luz de las presiones diarias, es confiar ciegamente en EL. La próxima vez que nos encontremos bajo presión, pidámosles a Jesús la gracia necesaria para depender de EL, ya que no estar afanados es una ordenanza no algo a nuestra elección, porque eso no depende de nosotros sino de nuestro amado Dios, El es quien lo pone en nosotros, pidámoslo con fe.

Meditemos en estas palabras y confiemos en que nuestro Dios tiene el poder suficiente para guiarnos en este caminar hacia su presencia y dependamos de que solo en Jesús esta la respuesta a nuestras cuestionantes, El tiene el mejor desenlace para nuestras oraciones.

Bendiciones a todos,

Kat.

2 comentarios:

elias cabrera dijo...

Amen. Asi es mientras mas dependo mas veo lo accesible a la sabiduria de Dios. Dios nos siga puliendo y nos haga amigo de el como fue con Abraham, Jacob, entre otros. Eso solo se puede producir mediante la entrega de nuestros isaack hacia Dios.

Ps. Edinson León dijo...

HOLA hermana, estuve navegando en la web y vi tu blog quiero felicitarte por la iniciativa que tienes de escribir y usar un blog para bendecir a otras personas, muchas chicas de hoy usan la red para otros fines, excepto bendecir a los demás, un saludo en Cristo Jesús, soy el pastor Edinson León y si deseas me puedes visitar en mi blog:
http://kerygma-apostolico.blogspot.com

y también en el blog de nuestra iglesia TABERNÁCULO DE FE
http://tabernaculodefe.blogspot.com

Bendiciones.