23 de enero de 2017

Yahweh, "YO SOY"



“Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.”
(Apocalipsis 1:8)

El hablar acerca de Dios mismo y quien Él es, para nosotros como seres humanos caídos se nos hace muy difícil, porque nunca podremos comprender la supremacía que hay en Sí mismo. La descripción de Dios como “Yahweh” se encuentra en nuestras biblias alrededor de 6,823 veces. Está más que claro que Dios quiere darnos a conocer que como ÉL no hay nadie más.  En el libro del Éxodo, capítulo 3, versículos 9 al 15, y en el mismo libro, capítulo 6: 2-3, aparece que cuando Dios revela su nombre, da el nombre de YHWH (Yahvéh). Entonces ¿De dónde viene el nombre "Jehováh"?

En el pueblo judío, el nombre de Dios estaba prohibido  pronunciarlo por causa del  respeto  y reverencia que sentían por Él. ¿Qué hacían entonces los judíos cuando en la sinagoga iban leyendo la Biblia y llegaban a un pasaje que contenía la palabra YHWH? Cuando veían escrita esta palabra, ellos pronunciaban la palabra hebrea “Adonay”, que significa "el Señor". Este proceso de cambiar el  nombre de Yahwéh   por “Adonay”("el Señor") tuvo lugar unos 500 años antes del nacimiento de Cristo. Durante muchos siglos los judíos pronunciaban en lugar de Yahwéh, la palabra “Adonay”, ya que ellos consideraban que el nombre de Dios (Yahwéh) era demasiado sagrado para ser pronunciado por una boca humana.

Con el paso de los años algunos de los estudiosos hicieron una cosa muy curiosa. Como te habrás fijado la palabra YHWH no tiene letras vocales y sería tremendamente difícil de pronunciar para nosotros. Pues bien, lo que hicieron fue que  tomaron las consonantes del nombre bíblico de Dios y las vocales de Adonay, y miren el nombre que salió: YHWH + AdOnAy = YAHOWAH (Jehováh). Como ves, el nombre de "Jehováh" es una combinación de letras de YHWH+Adonay.  El nombre “Jehová” fue usado para ponerlo en consonancia con las lenguas latinas.

Pero me gustaría que tocáramos 10 puntos acerca de Dios sobre su nombre Yahweh, "YO SOY":

1. Él Nunca tuvo un comienzo. En la escuela dominical recuerdo que cada niño preguntaba: "¿Quién hizo a Dios?" Y en nuestro caso nos tocaba decirle: "Nadie hizo a Dios. Dios simplemente es. Y siempre lo fue. Él nunca tuvo ningún principio. (Juan 1:1;  Salmos 19:1-4).

2. Dios nunca terminará. Si no nació, no puede salir del ser porque está siendo (Apocalipsis 1:8; Deut. 32:4; Job 11:7-9; Salmos  90: 2).

3. Dios es la realidad absoluta. No hay ninguna realidad ante él. No hay realidad fuera de Él a menos que Él lo quiera y lo haga. Él es todo lo que fue eternamente. No hay espacio, ni universo, ni vacío. Solo Dios (Isaías 44:6;  1ra. Juan 4:1-6).

4. Dios es totalmente independiente. No depende de nada que lo lleve a la existencia, ni lo apoye, ni lo aconseje ni que haga lo que es. (Éxodo 3: 14;  Romanos 11: 33-34; Isaías 40: 13-14)

5. Todo lo que no es Dios depende totalmente de Dios. El universo entero es absolutamente secundario. Entró en existencia por Dios y permanece momento a momento en la decisión de Dios de mantenerlo en existencia. (Mateo 28:18;  Hechos 17: 24-25)

6. Todo el universo está en comparación con Dios como nada. La realidad contingente y dependiente es una realidad absoluta e independiente como una sombra a la sustancia. Como un eco a un trueno. Todo lo que nos sorprende en el mundo y en las galaxias, es comparado con Dios, como nada. (Salmos 146:6; Salmos 8:3; Salmos 147:4; Isaías 48:13)

7. Dios es constante. Él es el mismo ayer, hoy y siempre. No puede ser mejorado. No se está convirtiendo en nada. Él es quien Él es. (Hebreos 13:8;  Salmos 89:6-8)

8. Dios es el estándar absoluto de la verdad, la bondad y la belleza. No hay ningún libro de leyes al que él quiera saber lo que es correcto. No hay almanaque para establecer hechos. Ningún gremio para determinar lo que es excelente o hermoso. Él mismo es el estándar de lo que es correcto, lo que es verdad, lo que es hermoso. (Santiago 1:17; Salmos 138:2)

9. Dios hace lo que le plazca, y siempre es correcto, y siempre hermoso, y siempre de acuerdo con la verdad. Toda la realidad que está fuera,  lo que él creó y diseñó,  la gobierna como la realidad absoluta. Así que él está completamente libre de cualquier restricción que no provenga del consejo de su propia voluntad. (Salmos 115:3; Romanos 12:2)

10. Dios es la realidad más importante y la persona más valiosa en el universo. Es más digno de  interés y atención, y admiración y disfrute que todas las demás realidades, incluyendo el universo entero. El merece toda la gloria y la adoración. (Apocalipsis 4:11; Romanos 11:36)

Para finalizar, recordemos que Dios es bueno en gran manera, y Él es lo que es porque la perfección no puede cambiar. El nunca será mejor de lo que es porque Él es lo mejor que puede ser. Nuestro Dios es el estándar de la verdad, la belleza y la bondad. Nadie puede dar más que Dios.

Bendiciones!


Katerine de Genao

No hay comentarios: