2 de diciembre de 2009

“Yo elijo el gozo y tu?”



Hace aproximadamente un mes que estoy leyendo a manera de devocional el libro de Charles Stanley – Un toque de gozo. Este tiempo inicio siendo difícil pero en el trascurrir del desierto, he aprendido a depositar mis cargan en las manos del Señor y siento que mi peso se ha hecho cada vez mas ligero. Este libro fue como un bálsamo en medio del proceso además de la lectura de la palabra que me ha acercado mas a Dios y en los momento que he dudado de su poder, EL me recuerda esos textos tan hermoso que nos ha dejado en su palabra.

Pero hoy solo quiero compartir contigo estas palabras pidiéndole a Dios que aviven el gozo del Señor en tu vida de una forma muy sutil y especial. Hoy he aprendido que el Gozo de Dios es profundo, independientemente del devenir de nuestras circunstancias. Lo maravillo del gozo de nuestro Dios es que no se deja arrastrar por el oleaje de las emociones, la casualidad y las circunstancias. En nuestro transitar prestémosle atención amigos a los detalles de nuestro Dios para con nosotros, es verdad que los momentos de nuestra prueba se van tornando mas duros pero en cada uno de ellos Dios nos quiere mostrarnos y ensenarnos algo hermoso. Alabémosle por permitirnos experimentar su gozo en los mejores y en los peores tiempos, El es maravilloso y al darle gracias en todas las circunstancias entenderemos que Dios obra a través del conjunto de todas las cosas para nuestro bien absoluto.

En este tiempo Dios me ha ensenado a escoger el gozo, porque?. Porque el gozo es la opción que el creyente en Cristo puede escoger a pesar de las circunstancias, porque este no esta ligado a las cosas que nos rodean. “Stanley decía, podemos escoger el gozo porque Dios lo recomienda como la mejor opción. Por supuesto, podemos elegir vivir amargados, volvernos irritables o andar desanimados, pero, a donde nos conduce esto? Produce algún beneficio ceder ante emociones que nos debilitan?”, definitivamente no, el creyente escoge el gozo de Dios porque El siempre lo pone a disposición de sus siervos. Así que amigos sirvamos de ese gozo de nuestro amado Dios, no dejemos que las circunstancias nos abatan y mucho menos que nos debiliten. Hoy me he propuesto con la ayuda de Dios no permitirme que los inconstantes vientos de las circunstancias temporales determinen la calidad de mi gozo. NO rotundamente NO.

Cuando escogemos el gozo, estamos tomando la decisión de caminar por fe y, no por vista y es la fe lo que Dios recompensa y bendice. Totalmente nos deleitamos en Cristo cuando alcanzamos a apreciar más profundamente su carácter. Es que cuando dejamos de vernos a nosotros y vemos a Jesusa todo cambia, todo se hace más sencillo y fácil de sobrellevar, esto nos ayuda a desarrollar corazones agradecidos. Las riquezas que encontramos en sus caminos y en su persona son inagotables, y El llega a ser el gozo y deleite de nuestro corazón aun en tiempo de prueba. Es que nuestro Dios es TODO en nosotros y eso es lo principal. Este salmo que escribió David no me canso de leerlo una y otra vez “En la ley del Señor esta su delicia y en su ley medita de día y de noche” Sal.1:2. Dios se siente honrado cuando nos deleitamos principalmente en El.

Ya para concluir te recuerdo que elegir el gozo es una decisión diaria y conciente de buscar el gozo del Señor para nuestra vida, es también optar por no permitir que las acciones de otras personas se conviertan en el centro de nuestros pensamientos. Recordemos que Dios no nos hará pasar por procesos mayores a los que podamos soportar. Dios es maravilloso mis queridos amigos y hoy he aprendido que El ES MAS QUE SUFICIENTE EN MI VIDA. El todo de todos, el único y sabio Dios, el que todo lo puede, el timón de mi barca y hoy mi norte a seguir.

Besos y que Dios les mendiga,

Kat

1 comentario:

A dijo...

Wow mana, que alentadoras tus palabras... se que vienen de Dios.. Yo tambien eligo el gozo de Dios y confiar en El. Gracias por compartirlo con nosotros. Te quiero..

A