5 de diciembre de 2009

“Jesús toma el timón”


En días pasados buscando unos documentos que necesitaba me encontré con este ejemplar de devocional diario “Aposento Alto”, en julio del 2007 escribí una meditación para esta revista que se edita mundialmente y para la gloria de nuestro Señor me la publicaron. Hoy recuerdo que en ese tiempo estaba pasando por un cambio de iglesia, cambio doctrinal y afirmándome más en la palabra de Dios. Fue un tiempo muy duro, pero gracias a Dios hoy todo a marchado conforme a sus propósitos para mi vida.

En ese entonces decidí escribir algo por lo que estaba pasando y que a la vez sirviera de ministracion a otras personas, para mi fue una sorpresa que lo publicaran, pero el día en que tocaba leer esta meditación que fue un jueves 26 de julio del 2007 ore a Dios para que EL ministrara a todo el que leyera ese día este devocional y hoy dos años después los presento a ustedes.

Léase Marcos 6:45-51

“Subió a la barca, y se calmo el viento; y ellos se quedaron muy asombrados.”-Marcos 6:51(VPEE)

Hoy me sentía muy abatida por la prueba que estoy afrontando como creyente, pues deseo madurar espiritualmente. No me sentía muy a animada en el trabajo. Cuando mi compañera de trabajo me dejo oír una canción que se titulaba “Jesus take the wheel” (Jesús toma el control), yo meditaba en el mensaje de esa canción de dejar que Jesús guíe mi vida, porque si El toma el timón estaré segura.

Cuando llegue a casa en la noche, después de un arduo día de trabajo, me arrodille ante Dios y clame fervientemente por fortaleza. Nuevamente vino a mi pensamiento la frase “Jesús toma el timón”. Sentí la inquietud de buscar la lectura en Marcos 6:45-51 y lo que mas me cautivo fue cuando Jesús dijo “CALMA! SOY YO: NO TENGAN MIEDO”, y enseguida se calmo la tempestad. Fue en ese momento que Dios me mostró que, así como Jesús calmo el viento que azotaba la barca de los discípulos en medio del mar, EL toma el timón de mi vida. Aunque piense que todo se viene abajo y que la tempestad puede hacer naufragar mi barca, se que Dios esta a cargo.

Oración: Amado Dios, ayúdanos a que, cuando lleguen momentos de aflicción a nuestras vidas, aprendamos a depositar toda nuestra confianza en ti. Amen.

Pensamiento para el día: Cuando más deprimidos y debilitados nos sintamos, dejemos que Jesús tome el timón de nuestras vidas.

Bendiciones,

Kat.

No hay comentarios: